MUCHOS DÍAS FELICES

Un día Feliz


Es una consigna difícil para alguien que trata de ser feliz todos los días, aunque sea un rato.
Me vi tentada a ver de qué va el resto de los días de otros.
Pero mejor no. Prefiero sorprenderme y recorrerme un poco, hasta encontrar ese día.
Tengo un amor. Un amor enorme, que encontré hace mucho y con el que festejé muchos días. Uno de esos días fue el día que festejamos tenernos. Nos casamos.
Fue un día de diciembre perfecto, con viento justo, sol amable y calor del lindo.
En el campo, con nuestro amigo Diego al frente, hablándonos de cosas reales, de la vida en perspectiva.
Con todos los que queríamos que estén, nuestros amigos mas queridos, nuestra familia, nuestra música. Con mucha música.
Y cada uno hizo lo que quiso: canto, bailo, comió, jugó, descansó, se cansó. Un poco de todo.


Nadie nos obligó a nada. Todo era porque queríamos. Y nos reímos como nunca.
Después, viviendo con mi amor, aparecieron otros días felices. Los días en que llegaron las otras dos personas más importantes de mi vida: Elina y Amelia. Mis hijas, que tanto quise, quiero y querré. Y si bien tengo muchos días felices con ellas, creo que está bien entender que todo nace de ese día feliz que fue una declaración de amor. Un fin y un principio de toda la vida que quedaba, pero juntos.
En la última canción que escribí, le regalo algunas cosas. Sobre todo, le regalo lo que falta.


Creo que es todo lo que necesitamos para ser felices los dos. Y tener muchos mas días felices!



anterior / siguiente / ir al listado

Sol Mihanovich



seguinos en facebook   seguinos en twitter