MUCHOS DÍAS FELICES

Atardecer
La tarde guarda en su pecho
los pétalos de una rosa,
que marchita, ha caído,
sobre un horizonte de hojas.


La noche ha traído, entonces,
cientos de luces claras,
para guiar mi camino,
entre las sombras a casa.


Y junto al calor de unos leños,
sueño dulces ilusiones,
pienso grandes fantasías...


Y al compás de las canciones
del viento sobre el tejado
feliz espero otro día...



anterior / siguiente / ir al listado

Silvia Zurdo



seguinos en facebook   seguinos en twitter