MUCHOS DÍAS FELICES

El grillo de la fiesta


 


Al final de la fiesta
un grillo sobre el mantel blanco.
No lo maten, es suerte
-dice la madre-
y una lluvia de pocas gotas
pone su halo en el amanecer.


El grillo con su flash sonoro


despide la noche
y el baile sigue
en las piernas quietas
como el fantasma
de una foto movida,
como una gasa que cae
electrizada sobre la espalda.


Quince años


tres deseos,
un pudor que la risa deshace
en el raso encendido,
en el bosque de los juegos
y los disfraces.


Primer despertar


con la bombacha manchada
y el sueño
que tardará toda la vida
en revelarse:
el río oscuro
de la atracción,
el follaje
de la entrega.


La felicidad


pegada al cuerpo.
Este grillo
es suerte.


 


 



anterior / siguiente / ir al listado

Alicia Genovese



seguinos en facebook   seguinos en twitter