MUCHOS DÍAS FELICES


anterior / siguiente / ir al listado

Evelina Quinteros

Mi felicidad se tradujo en un pequeño nanosegundo, donde mi novio me sostuvo en sus brazos y me enseñó que no debía tenerle miedo al agua. No me ahogaría, sin saber nadar, pero con él. Y en ese instante, nuestros rostros reflejaron la plenitud del momento.





seguinos en facebook   seguinos en twitter