MUCHOS DÍAS FELICES

Y


 


Y mi mano


jugando suavemente por tu espalda desnuda


y tú durmiendo


con el sueño tranquilo del amor satisfecho


y tu pelo


tu pelo


desparramado


suave


encima de la almohada


y mi mano que baja


jugando


por tu espalda


y casi sin moverte


te acurrucas


desnuda


contra mi piel


que tiembla


y el corazón


de pronto


no me cabe en el pecho.


(Mendoza, 2007)



anterior / siguiente / ir al listado

Jorge Ariel Redini



seguinos en facebook   seguinos en twitter