MUCHOS DÍAS FELICES


anterior / siguiente / ir al listado

Octavio Martino

Hace ya varios días que no me cabe


en el cuerpo el amor.


Lo he visto hincharse como el del animal ahogado


y llenarse de grietas por donde rebalsa,


me rodea y envuelve.


Ahora está también afuera de mí.


Mi cuerpo es como el fruto que se arroja


de la rama, estalla en el suelo y se funde con la tierra


para hundir en ella el corazón, a expensas


de su propia putrefacción.


Como el ave que se arranca las plumas


para hacer más suave su nido.


Feo, con ojeras y arrugado,


no recuerdo haber sido más feliz.


Despeinado, raquítico e insomne.


Bendito.





seguinos en facebook   seguinos en twitter