MUCHOS DÍAS FELICES


anterior / siguiente / ir al listado

Belén Serra Delmar

Un globo rojo gigante
fué encendido por 4 pares de manos,
una noche en medio del campo
mientras la luna llena pispeaba sonriente.
Aquellas manos se abrazaron fuerte,
sin tiempo,
sin sonido,
más que el propio sentido del reencuentro.

Un puñado de deseos
entraron en el globo rojo
que al prenderse de fuego su base
nos despidió inquieto
dejando el camino libre, liviano y fresco
para recibir un nuevo año.

Allí estábamos, mis hermanos, papá y yo.
La luna arriba con sus carcajadas.





seguinos en facebook   seguinos en twitter