MUCHOS DÍAS FELICES

Para tener un día feliz, primero


tenés que estar convencida
de querer tenerlo.
Después, te dedicás
a pasear por tu mente
lo que verdaderamente
querés que te pase
para que en un futuro
lo puedas recordar
y por último
disfrutalo
porque ese día
como la flecha
que se dispara
no vuelve
y no se repite jamás.


 


Por eso, cada quince días tengo el grato placer de visitarte, de gozar de tu compañía, de tus charlas y tus silencios. De poder mirarnos y enlazar mis manos en esa calidez que tiene el amor. Estar solos, a pesar de la gente. Compartir los cuerpos despojados de todo y sentir, solo sentir, que esos son los días más felices.


www.yonofui.org.ar



anterior / siguiente / ir al listado

Silvina



seguinos en facebook   seguinos en twitter