MUCHOS DÍAS FELICES

Cuando me devolví de Chile,
Llevaba un pañuelo para secarme la cara.
Mientras el avión despegaba sentía como todo iba cayendo.
Ya no pesaba, todo lo deje ahí.
No vi ninguna nube, solo veía el reflejo del sol que entraba por el pasillo.
Y acá estoy, en una cama llena de papeles y fotos viejas.
Y lo extraño, y no hay otra forma de decirlo.
Y cuando lo extraño, es silencio es lo mismo que la soledad.
Y a veces me siento más pequeña de lo que soy,
cuando lo busco en las calles que dejamos monedas perdidas.
Y cuando duermo,
recuerdo su olor , y busco la camiseta que me dejo hace un año,
pero huele a humedad y  a guardado
si es que eso es un olor.
Pero si me quedo cerca de ella por un rato, poco a poco huele a el
Y recuerdo su cuello y su nariz
que de vez en cuando me asfixiaba.
A veces quiero cerrar los ojos y verlo cerca mío
pero no puedo.
Pero recuerdo que somos ese tipo de pareja que se dan besos en los parques,
que les gusta andar en buses.
Recuerdo que me regaló una flor amarilla para san Valentín,
una flor aplastada que recogió de su patio.
Recuerdo que lo amo ,
y que por más obvio que sea,
decirlo nunca va a ser suficiente.



anterior / siguiente / ir al listado

Priscila Gómez Arce



seguinos en facebook   seguinos en twitter