MUCHOS DÍAS FELICES

El equipo de mis amores


Yo juego al fútbol en un equipo


Que siempre juega al límite.


Y no es ni cuento ni verso,


Este equipo es a lo normal o común, su reverso.


 


Tiene, si, un arquero que es una maravilla,


Se desliza de palo a palo


Cuando baja  de su silla.


 


Un delantero de gran potencia


Que usa gafas


Que cuando acierta al arco nadie la ataja.


 


Otro que a los saltos anda


Y lleva en la mano un pañuelo


Con su estilo, le da al juego


Un especial  vuelo.


 


Una vez la metió de cabeza


Yo lo vi y tengo testigos


Pa’decir lo que digo


¡golazo de cabeza!


Ese dia fue como ponerle


Al postre, la cereza.


 


Y también hay jugadores  que serpentean la cancha


Otros que la reptan a sus anchas.


Hay quien la camina siempre a punto de caer


Y desafiar la gravedad es, para con el equipo,


Su deber.


 


Y también, para no ser menos,


tenemos un referí bastante amañado


dirige siempre sentado, como cansado


pero cuando se enoja


revolea por igual la amarilla o la roja.


 


Qué? Le parecen raros estos futbolistas?


Quizás sea su mente la que no está lista…


Hay que mirar desde otra perspectiva


No todos se mueven igual en esta vida.


 


Ellos jamás jugarán en Boca , River , San Lorenzo…


Alpiste!!!


Y si la vida no les da revancha


Será de ella el despiste.


 


Ellos , igual , seguirán jugando al límite.


Siempre, siempre, al límite.


Sus fuerzas al límite,


Sus equilibrios al límite,


Sus destrezas al límite,


Sus alegrías y tristezas al límite,


Sus miedos ( y los nuestros ) al límite.


 


Por ello, cada mañana


Cada partido jugado,


 


Ya lo tienen, por goleada , ganado.


 


Y yo que jugando con otros


Me daba mucha lata,


Me veo ahora como un malapata


 


Qué quién soy?


A esta altura del relato no se percata?


Le respondo: yo por bautismo de ellos


Soy el profesor Suricata



anterior / siguiente / ir al listado

Fabián Rodríguez



seguinos en facebook   seguinos en twitter