MUCHOS DÍAS FELICES

Una noche feliz, la de la llegada de Laura a nuestras vidas. Después de años de espera, llegó ella, de tres meses y medio, a casa. A la mañana, éramos dos, sin saber lo que sucedería. Por la noche, en casa, en el cuarto, escuchando la tormenta de verano, éramos tres, y sentí que no hacía falta nada más y que no importaba lo que sucediera afuera. Estábamos completos, éramos una familia.



anterior / siguiente / ir al listado

Marita Grillo



seguinos en facebook   seguinos en twitter