MUCHOS DÍAS FELICES


anterior / siguiente / ir al listado

Natalia Zuazo

Hay un momento en que la gente que querés mucho se empieza
a desarmar y no sabés qué hacer.


Mi abuela Inés, que desarmó y armó muchos cuerpos, para curarlos,
se había empezado a desarmar un poco.
Pero hoy descubrimos que armando rompecabezas las dos juntas
se puede tener un día feliz.
Y ella, que me ayudó a jugar cuando era chiquita, hoy juega conmigo.





seguinos en facebook   seguinos en twitter